Queridos amig@s de CMYB; la alimentación es la base de la vida, por lo cual hay que cuidarla y sobre todo prestar mucha atención ya que una buena alimentación puede ayudar a mejorar o prevenir enfermedades.

Los alimentos que comemos, sus proporciones y la forma en que los cocinamos son las bases de una dieta equilibrada, que puede prevenir ciertos tipos de cáncer y mejorar la calidad de vida de los pacientes oncológicos, al combatir los efectos negativos de la obesidad sobre esta patología.

Lo que comemos no sólo incide sobre la salud del presente, sino también sobre nuestro estado sanitario en el futuro, debido al valor preventivo de los alimentos, que se encuentra en su capacidad para intervenir en los ciclos de estructuración del ADN, de tal manera que “elementos como los antioxidantes o las vitaminas permiten reparar daños a nivel celular y evitar modificaciones que deriven en una célula mala”.

Podemos decir que cada uno es lo que come, así que comed sano y así prolongareis un estado óptimo de salud 🙂

4 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer

CMyB: Alex, Borja y Adela